Cómo volver al trabajo después de vacaciones

Ya se acerca el fin de la época estival y nuevamente debemos retomar la rutina que llevamos el mayor tiempo del año. Hay que regresar al trabajo, los niños deben retomar las clases, la “estratégica” planificación nacional nos presenta el mes de marzo como algo costoso, desagradable y casi un castigo, porque además supone de que las personas realizamos aquellas labores que no nos gustan ni motivan, pero que sin embargo nos permite generar los recursos necesarios para vivir de la manera que cada uno desea o al menos pueda.

Es así que muchos suelen preguntarse en estas fechas, ¿cómo volver al trabajo después de vacaciones? ¿qué puedo hacer para enfrentar de mejor manera el regreso al trabajo? Al hacernos esta pregunta surge de inmediato un punto interesante… ¿El trabajo se enfrenta? Con esta consulta quiero llegar al hecho de que la forma en cómo nos relacionamos con aquello que hacemos, las personas con quienes compartimos e incluso con nosotros mismos, son percibidas y vividas de formas diversas y creadas por cada uno de nosotros. Es decir, si algo debe ser enfrentado o disfrutado es también una decisión personal en varias dimensiones.

Volver a nuestro trabajo nos ofrece en realidad una gran gama de opciones y posibilidades, que tal vez sea positivo volver a considerar antes de retomar las labores del año. Así, por medio de nuestro retorno al trabajo nos es posible planificar y potenciar nuestro aprendizaje y crecimiento personal y profesional. ¿Tienes nuevas metas para este año? ¿Hacia dónde quieres llevar tu carrera durante el 2015? Pueden ser dos preguntas, que si aun no te las haces quizás sea un buen momento para realizarlas.

El trabajo que no tiene un propósito desmotiva, frustra y limita nuestras capacidades de seguir potenciándonos, por lo tanto al realizar una lista de todo aquello positivo que vas a encontrar con tu regreso al trabajo, y todo lo que realmente tienes entre tus manos y puedes gestionar directamente, permitirá construir metas con propósito que te ayudará a dar lo mejor de ti mismo para el proceso de crecimiento.

Pensar en dar lo justo y necesario para la empresa en que trabajas, es en realidad dar menos de lo que mereces para ti mismo. La mezquindad nos vuelve pobres en el sentido más amplio y nos acorta nuestra capacidad de reconocer en nuestro entorno y en nuestro interior las potencialidades que debemos llevar a un nuevo nivel de satisfacción, motivación y felicidad.

Contar con potencial y no usarlo es finalmente ser doblemente inepto. Por ello, la invitación para este nuevo marzo que está por iniciar y todo su ajetreo es volver a tomarnos el tiempo de reconocer aquello que nos resulta valioso, y fijar metas claras para los meses que vienen por delante para saber que aquellas cosas que haremos deberán ir en la dirección correcta para nosotros mismos, y que genere las ideados o consecuencias de mayor y mejor alcance para quienes nos rodean.

Aprender y crecer es una labor diaria y gran parte de nuestro día lo pasamos en nuestros trabajos, por ello es un compromiso con nosotros mismos y con quienes compartimos el propósito de hacer las cosas bien el aprender, disfrutar y sorprendernos a nosotros mismos, estableciendo metas claras, que sean realistas pero desafiantes, para que nos ayuden a fluir hasta los lugares en que queremos estar.

Este regreso al trabajo tómalo con calma y con propósito, recordando que la satisfacción y el logro son cosas que podemos gestionar y decidir directamente. Realiza tu lista de cosas buenas, de desafíos para el año y de metas concretas que iras realizando para llegar a todo aquello que te has propuesto.

Si tienes aspectos negativos que sientes que te impiden avanzar, entonces crea una estrategia y toma decisiones en la acción. Siempre podemos cambiar los contextos que nos limitan para dar un paso firme hacia todo aquello que nos saca sonrisas y enciende el motor interior que llamamos motivación.

Por Isaías Sharon – Director Ejecutivo de Smart Coach

Revisa esta publicación en La Nación

Eso sí, una vez dentro de las organizaciones es necesario  trabajar en equipo y conseguir metas en común en pro del bienestar de todos los integrantes.El coaching es capaz de lograr esto, revisa cómo aquí. 

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados